En las casas

Los niños viven inmersos en un mundo de imágenes, pero todas sospechosamente parecidas y con tendencia a la banalidad. Muchos padres están preocupados y les gustaría que sus hijos se abrieran a nuevas experiencias. A muchos les gustaría, asimismo, poder compartir películas con ellos y comentarlas después.

ylva

El proyecto que desarrolla la Asociación Cine y Educación en los centros escolares (su cine club infantil, las conferencias para padres, el servicio de orientación) está concebido para que los progenitores puedan en sus casas normalizar el visionado de películas que rompen los moldes establecidos.

El gusto no se impone

Es importante que los padres y madres sepan que el gusto del niño es una de las cosas más difíciles de cambiar. El gusto no se impone, pero se sugieren películas o actividades que combinan emoción y razón; hay técnicas para despertar la curiosidad y la aproximación a otras propuestas; no se debe perder de vista nunca la experiencia vital de cada chico…

Pantallas alternativas

Así, lo que empieza en los centros escolares y continúa en las casas tiene su lógica prolongación en la calle cuándo decidimos elevar el listón de las películas que elegimos ver. Desde luego, hay “vida” más allá de las cadenas de cine de los centros comerciales. Hay muchas pantallas alternativas sobre cuya programación también irá informando la web de la asociación.